Nos articles les plus lus

Tiempo de vuelo a Isla Mauricio desde Madrid

Duración del vuelo a Isla Mauricio desde Madrid

¡Si usted está planeando a su vuelo de Madrid a Isla Mauricio, usted está en el lugar correcto!  Tanto si buscas información sobre la duración del vuelo a Isla Mauricio desde Madrid, para hacer una […]
Ile aux Cerfs à l'Ile Maurice

Ile aux Cerfs - Isla Mauricio

IlIle aux Cerfs es una isla con una superficie de unas 100 hectáreas. Está situado a pocos metros de la isla de Mangénie, en la costa este de Isla Mauricio. Se ha convertido en una […]
Capital de Mauricio, Port Louis - las mejores atracciones

Capital de Isla Mauricio, Port Louis - las mejores atracciones

Museo de Historia Natural, en el centro de la capital de Isla Mauricio Construido en 1842, el Museo Nacional de Historia Natural es el más antiguo del país y está situado en el centro de […]
1 2 3

Les meilleurs hôtels de l'Ile

El Trou aux CerfsEl Trou aux CerfsEl Trou aux Cerfs
El Trou aux Cerfs

El Trou aux Cerfs : El mítico volcán de Isla Mauricio

El Trou aux Cerfs

En el corazón de la ciudad de Curepipe se encuentra el volcán inactivo de Trou aux Cerfs. A aproximadamente 1 km de la ciudad administrativa de Curepipe, es una de las atracciones turísticas naturales más famosas de Isla Mauricio.

El Trou aux Cerfs: un volcán inactivo

Hace unos ocho millones de años, la tierra en llamas vertió toda su lava en el océano Índico, dando lugar a una hermosa isla: Mauricio. Hoy en día, Isla Mauricio ya no registra ninguna actividad volcánica. Sin embargo, su paisaje lleva las marcas de su historia geológica. Con un diámetro de 350 metros y una profundidad de 100 metros, el cráter de Trou-aux-Cerfs es la prueba viviente de que Isla Mauricio es una isla volcánica.

El cráter volcánico inactivo se encuentra a unos 605 metros sobre el nivel del mar. Curiosamente, el Trou aux Cerfs también se conoce como el "volcán de Murr". Hoy en día, la vida ha vuelto. En contraste con las características volcánicas típicas, el cráter de Trou aux Cerfs está rodeado de una amplia zona de bosque exuberante: grandes pinos, plantas endémicas y helechos, entre otros.

En el centro del cráter hay un pequeño lago. Se cree que el volcán Trou aux Cerfs entró en erupción una vez y ha estado inactivo durante 700.000 años. Los expertos creen que es posible que vuelva a estar activo.

Artículos similares

Un panorama espectacular

Desde el mirador, tendrá una vista espectacular sobre la mayor parte de Isla Mauricio. Para los amantes de la naturaleza y los entusiastas de la fotografía de naturaleza, el sitio de Trou aux Cerfs es un lugar magnífico. Ofrece una vista de 360 grados de gran parte de Isla Mauricio, incluida la ciudad de Curepipe, y una majestuosa vista de la montaña Rempart, Trois Mamelles y la cordillera de Port-Louis y Moka. Algunos afirman que, cuando el cielo está despejado, es posible ver hasta la isla de la Reunión.

Cuando esté en la cima, verá que la ciudad de Curepipe domina el paisaje de abajo. Gire la cabeza hacia el oeste y verá la magnífica montaña Trois-Mamelles, así como el Monte St-Pierre. Según algunas personas que han visitado el lugar al anochecer, incluso se pueden ver las luces de la Isla de la Reunión brillando en medio del océano.

El Trou aux Cerfs: un buen lugar para desconectar

Siguiendo una pista, se puede pasear por ella y disfrutar de los pequeños quioscos para admirar el paisaje. Recuerda el pasado volcánico de la isla. Desde lo alto de sus 600 metros de altitud, el Trou aux Cerfs vigila Curepipe. Mucha gente aprovecha este bello lugar para recargar las pilas: para hacer deporte, pasear, meditar o simplemente tomar aire fresco. Los más aventureros contemplan la idea de descender al fondo del cráter.

Contemplando la puesta de sol desde el Trou aux Cerfs
Fotografía de Nashad Rujobolly

Mientras que muchos corredores recorren el cráter, pocos visitan el fondo. Y por una buena razón, ahora es casi inaccesible. Según la leyenda, antiguamente los cazadores empujaban a los ciervos al fondo del agujero para atraparlos. Esto explicaría el nombre dado a este volcán. Sin embargo, las llanuras han dado paso a un lago de agua dulce. Un oasis de paz, podría decirse.

En 2014, se creó un sendero para que los turistas y excursionistas pudieran bajar hasta el fondo para ver el espectáculo de cerca. Al considerarse peligroso, la vegetación se impuso rápidamente y hoy el sendero ha desaparecido.

Aunque no es imposible bajar, esta aventura sigue siendo peligrosa. Tendrá que abrirse paso entre los helechos y mantenerse en pie para no resbalar en la pendiente fangosa, y el terreno es pantanoso. También hay que olvidarse de darse un chapuzón en el lago debido al espeso limo.

El acceso al corazón del volcán dormido no es fácil y requiere mucho esfuerzo. Pero los más valientes quizá tengan la oportunidad de sentir la energía de la tierra vibrando bajo sus pies.